“Mis ojos pondré en los fieles de la tierra, para que estén conmigo; El que ande en el camino de la perfección, éste me servirá."(Salmos 101: 6)

En el Salmo 101: 6, Dios está diciendo que busca a los fieles de la tierra, para que habite con Él. ¿Quiere habitar con el Señor? Sea fiel. Si usted decide ser fiel a Dios, Él le dará la posesión de la bendición, no importa cuánto tiempo demorará. A la hora que usted decide, el mundo espiritual se completa y la bendición viene al mundo físico.

Hay personas que pasan por varios sacrificios y necesidades y están esperando el tiempo en que la bendición vendrá. Por la fidelidad y la decisión, Dios las honrará. Todo hombre que decide por la fidelidad recibirá un torbellino de bendiciones sobre su vida, su familia y sobre todos los que están a su alrededor.

El conocimiento comienza con el llamado a la fidelidad, pues nuestras declaraciones no tienen validez cuando no son respaldadas. Si verdaderamente estamos en pacto con Dios, es hora de ser probados. En esta prueba, todos los que están comprometidos con él serán aprobados.

Dios nos ha hecho mayordomos de sus bendiciones. ¿Cómo has administrado lo que el Señor te ha dado? “Y dijo el Señor: ¿Quién es el mayordomo fiel y prudente al cual su señor pondrá sobre su casa, para que a tiempo les dé su ración? Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su señor venga, le halle haciendo así. En verdad os digo que le pondrá sobre todos sus bienes." (Lucas 12: 42-44)

FIDELIDAD Y OBEDIENCIA ATRAEN LA BENDICIÓN

Es necesario entender que cuando Dios habla algo, no debe haber resistencia, sino entrega. ¿Por qué? Porque Dios tiene sus métodos de trabajar con hijos. Él siempre tiene algo tremendo para derramar sobre nosotros. La gracia del Reino es dar; Dios siempre da. El dar de Dios es semilla. Dios da porque sabe que va a cosechar en el momento oportuno. Quien es fiel a Dios en lo poco recibe lo mucho. Todo aquel que es fiel, es guardado por Dios. El robusto y el soberbio serán castigados, pero el fiel será guardado por el Señor. “Amad a Jehová, todos vosotros sus santos; A los fieles guarda Jehová, Y paga abundantemente al que procede con soberbia." (Salmo 31:23)

Quien no obedece a la voz de Dios, retrasa la bendición. El que obedece y es fiel, atrae la bendición. La mejor arma ante la confrontación es la rendición. Con Dios no se discute. Cuando el Señor habla, debemos obedecer. Cuando hay entrega, hay confrontación en el infierno; ¡Ya que está declarando que usted cree en las promesas de Dios! El que obedece y es fiel gana confianza. La confianza es el suministro de Dios.

El mejor punto de inversión para la vida del hombre es Dios, y todo creyente debe proclamar la fidelidad y hablar de la salvación del Señor. “No encubrí tu justicia dentro de mi corazón; He publicado tu fidelidad y tu salvación; No oculté tu misericordia y tu verdad en grande asamblea.” (Salmo 40:10)

La Biblia dice, en el Salmo 85: 8-11: “Escucharé lo que hablará Jehová Dios; Porque hablará paz a su pueblo y a sus santos, Para que no se vuelvan a la locura. Ciertamente cercana está su salvación a los que le temen, Para que habite la gloria en nuestra tierra. La misericordia y la verdad se encontraron; La justicia y la paz se besaron. La verdad brotará de la tierra, Y la justicia mirará desde los cielos.”

Por otro lado, la infidelidad de algunos no impedirá que los que creen prosperen, porque Dios anula maldiciones y conduce al creyente en victorias (Romanos 3: 3).

Dios no cambia su pacto hacia el hombre y su fidelidad se extiende de generación a generación (Salmo 117: 2, 119: 90). Es necesario vivir verdaderamente todo lo que hemos oído y visto, para que nuestra mente sea renovada hasta el punto de conseguir manifestarlo en espíritu, alma y cuerpo la fidelidad del Reino. Siendo integros, ningún gigante, ni pecado, ni infidelidad nos asechará, y veremos que es posible dejar de ser hombres y mujeres corrompidos y convertirnos en hombres y mujeres renovados.

FIDELIDAD EJERCICIO DE LA FE
“Jehová, hasta los cielos llega tu misericordia, Y tu fidelidad alcanza hasta las nubes.” (Salmo 36: 5)

¡La fidelidad debe ser perceptible, visible, transparente y alcanzable! La fidelidad de Dios está más allá de las nubes y la benignidad está más allá de lo que podemos ver, los Cielos. Benignidad habla de la gracia; la fidelidad habla de la fe. Aunque las nubes sean sopladas por los vientos, la fidelidad del Señor jamás faltará, y aún podemos contemplar la gracia, que es mejor que la vida (Salmos 63: 2). Dios nunca negará su fidelidad a sus hijos. El salmista usa dos elementos de la naturaleza - nubes y cielos (infinito) - para ministrarnos sobre un Dios ilimitado en derramar gracia, favor y sobre la extensión de su fidelidad para ministrarnos fe.

Un cielo sin nube puede ser algo muy simple. Pero en el desierto, puede ser sinónimo de muerte. Al cabo de tres años sin llover en Israel, el profeta Elías oró para que venga la lluvia. Y aun sin nubes, alcanzó la victoria por la oración. Cuando una nube del tamaño de la mano de un hombre surgió, Elías mandó al rey Acab a prepararse. "Y aconteció, estando en esto, que los cielos se oscurecieron con nubes y viento, y hubo una gran lluvia.” (1 Reyes 18: 43-45). Este texto enseña que necesitamos generar milagros con el ejercicio de la fe.

La nube representa cobertura, amparo. Una nube hace falta cuando andamos con el cielo abierto. Si la nube no hubiera estado con el pueblo de Dios en el desierto (Éxodo 13:22), el pueblo hubiera muerto. El salmista habla de fidelidad con mucha propiedad, relacionando a lo visible - nubes. Muchos hablan de la fe, lo invisible, pero la fidelidad es la materialización de lo que creemos.

El Señor quiere establecer el tiempo de la fidelidad, de la nube, y de la benignidad, de la fe, un ejercicio para las conquistas, pues Él es fiel, Su fidelidad va más allá de las nubes y su misericordia más allá del cielo. Que venga sobre nosotros una unción de fe y de fidelidad.

Visualizações: 58

Plano de Leitura Bíblica

15 Jul
1 Samuel 29 e 30
Jeremias 5
Mateus 16
16 Jul
1 Samuel 31
Jeremias 6
Mateus 17
17 Jul
2 Samuel 1
Jeremias 7
Mateus 18
18 Jul
2 Samuel 2
Jeremias 8
Mateus 19
19 Jul
2 Samuel 3
Jeremias 9
Mateus 20
20 Jul
2 Samuel 4 e 5
Jeremias 10
Mateus 21
21 Jul
2 Samuel 6
Jeremias 11
Mateus 22