“Atesorando para sí buen fundamento para lo por venir, que echen mano de la vida eterna”. (1 Timoteo 6:19)

Hace 20 años que caminamos en la Visión Celular y trabajamos con el discipulado en el Modelo Bíblico, el Modelo de Jesús. Nuestra experiencia ha sido satisfactoria, principalmente en lo que se refiere al crecimiento del Reino. Los nuevos convertidos se convierten en discípulos al ser consolidados a través del proceso del discipulado, son afirmados en el carácter de Cristo Jesús y se profundizan en el conocimiento de Dios y de su gracia. Por medio del Discipulado, se enseña con claridad y destreza sobre los preceptos y estatutos del Reino de Dios para proseguir hacia el blanco, por el premio de la soberana vocación de Dios en Cristo Jesús (Filipenses 3:14).

Algunos puntos son fundamentales en este proceso de Discipulado en el modelo de Jesús:

1. ESTABLECER LA VISIÓN DEL DISCIPULADO

La palabra discípulo en la Biblia se puede definir a través de los términos hebreos yarah y Lamed .

Yarah significa: instruir, dirigir, enseñar, disparar, apuntar, arremeter, lanzar en línea recta. "Te instruiré y te enseñaré el camino que debes seguir, te guiaré con mis ojos." (Salmos 32: 8)

Lamed significa: instruir, entrenar, animar, enseñar, hacer que alguien aprenda. "Así dice el Señor, tu Redentor, el Santo de Israel: Yo soy el Señor, tu Dios, que enseña lo que es útil y te guía por el camino en que debes andar." (Isaías 48:17)

La Visión se establece en la relación del discipulador con el discípulo. Las definiciones anteriores revelan el carácter de Dios invirtiendo en cada ser humano, a través de Jesús. Discipular confiere a los hijos de Dios responsabilidades especiales con aquellos a quienes están discipulando. Los líderes no deben descuidar la tarea de cuidar de los discípulos dándoles una referencia segura, a fin de que tengan en quien se refleje; por lo tanto, tienen que reflejar el carácter de Cristo a través de las actitudes.

2. FUNDAMENTAR EL DISCIPULADO

El discipulado se basa en tres puntos:

  • Equipando a los discípulos y asistiéndolos con el objetivo de llevarlos a una vida y servicios fructíferos.
  • Transmitiendo la verdad a cada generación sucesiva de convertidos, discipulando a aquellos con quienes usted mantiene contacto, para que éstos discipulen a los que son de su círculo de relaciones.
  • Multiplicando a través del ejemplo. Buscando vida de santidad, pues los líderes primero deben vivir la verdad en la pureza y poder del Evangelio, para que cada nueva generación de discípulos mantenga la semejanza de Jesús.

3. PRINCIPIOS DE LA VISIÓN DEL DISCIPULADO

Los principios que perfilan el carácter del discípulo es la santidad y fidelidad , que generan compromiso

- La santidad

"Para que sean afirmados vuestros corazones, irreprensibles en santidad delante de Dios nuestro Padre, en la venida de nuestro Señor Jesucristo con todos sus santos”. ( I Tes. 3:13)

La santidad viene de la palabra griega hagiosune y significa el proceso, la calidad y condición de una disposición santa y la calidad de la santidad en la conducta personal. Es el principio que separa al creyente del mundo, consagrándolo al ministerio del discipulado, en el cuerpo y en el alma, encontrando realización en la dedicación moral y una vida comprometida con la pureza. La santidad hace que cada característica de nuestro carácter sea sometida a la inspección divina y reciba su aprobación. La fuente de la santidad es una relación personal con Jesús y no un sistema de obras.

- Fidelidad

"Como frío de nieve en la siega, Así es el mensajero fiel a los que lo envían, porque refresca el alma de su señor” (Proverbios 25:13)

La palabra lealtad en la Biblia proviene de la palabra fiel que en hebreo es Emuná y significa la constancia, la estabilidad, la lealtad, la conciencia, la consistencia, la seguridad, lo que es permanente, duradera y constante. Emuná proviene de la raíz Aman, que significa ser firme, seguro, establecido, estable. Emuná se traduce a menudo también como fidelidad. 

- Compromiso

"Por lo cual, oh rey Agripa, no fui rebelde a la visión celestial, sino que anuncié primeramente a los que están en Damasco, y Jerusalén, y por toda la tierra de Judea, y a los gentiles, que se arrepintiesen y se convirtiesen a Dios, haciendo obras dignas de arrepentimiento."  (Hechos 26: 19,20)

El Apóstol Pablo estaba totalmente comprometido con el objetivo de su llamado: predicar el Evangelio y así establecer su discipulado. No hay como tener el carácter de Cristo y no expresar compromiso con el Reino. Como líderes, no puede faltar en nuestro discipulado la santidad y la fidelidad pues ellas representarán el compromiso con Dios y con su Reino.

4. ABRAZAR LA VISIÓN DEL DISCIPULADO

Para abrazar la Visión del Discipulado en el modelo de Jesús, hay que dejarnos dominar por el espíritu de Jesús como siervo (Isaías 42: 1-21, 49: 1-7, 50: 4-11, 53:12), “pues el Hijo del Hombre no vino para ser servido sino para servir”. Cristo busca a aquellos que sirven sin buscar reconocimiento, procurando exaltarlo obedientemente, haciéndolo conocido, a través de una disposición verdadera de servir sin intereses personales.

Las bases del discipulado en la Visión Celular tienen como objetivo instruir, dirigir, entrenar, estimular y enseñar a las personas en el camino en que deben andar. Discipulado es comprender que no se puede vivir exclusivamente para sí mismo, sino adoptar un estilo de vida que comparte lo que Dios ha hecho. Ser líder es asumir el entrenamiento de vidas y convertirse en sus 'padres espirituales'. Esta misión demanda tiempo, esfuerzo, dedicación, renuncia y, sobre todo, mucho amor a Dios ya las vidas que llegan al Reino.

Dios cuenta con usted en el proceso de entrenar vidas y capacitarlas con el carácter de Cristo, a partir del modelo que les es presentado. Así, los discípulos serán formados amando al Señor y amando las vidas, sirviendo fielmente al Padre. Discipular en el modelo de Jesús es dedicar el tiempo y las vidas por amor al Reino, es cumplir el mandamiento de Jesús de hacer discípulos de todas las naciones. (Mateo 28:19).

Visualizações: 195

Plano de Leitura Bíblica

21 Out
2 Crônicas 14 e 15
Ezequiel 47
João 15 e 16
22 Out
2 Crônicas 16 e 17
Ezequiel 48
João 17 e 18
23 Out
2 Crônicas 18 e 19
Daniel 1
João 19
24 Out
2 Crônicas 20
Daniel 2
João 20 e 21
25 Out
2 Crônicas 21 e 22
Daniel 3
Atos 1
26 Out
2 Crônicas 23
Daniel 4
Atos 2
27 Out
2 Crônicas 24
Daniel 5
Atos 3 e 4