Hay una palabra de vida para nosotros: inauguramos una nueva sonrisa en todos los aspectos, en la familia, en el trabajo y habrá prosperidad abundantemente en nuestro ministerio.

En este estudio, abordaremos la personalidad de Sarai y de Sara, la misma persona con actitudes diferentes.

QUIEN ERA SARAI

“Dijo también Dios a Abraham: A Sarai tu mujer no la llamarás Sarai, mas Sara[a] será su nombre. Y la bendeciré, y también te daré de ella hijo; sí, la bendeciré, y vendrá a ser madre de naciones; reyes de pueblos vendrán de ella. Entonces Abraham se postró sobre su rostro, y se rió, y dijo en su corazón: ¿A hombre de cien años ha de nacer hijo? ¿Y Sara, ya de noventa años, ha de concebir? Y dijo Abraham a Dios: Ojalá Ismael viva delante de ti. Respondió Dios: Ciertamente Sara tu mujer te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Isaac;[b] y confirmaré mi pacto con él como pacto perpetuo para sus descendientes después de él”.  (Génesis 17: 15-19 )

Sarai fue una mujer, aparentemente, omisa, que no tenía acción y era tolerante con los errores del marido Abram. Sin embargo, fue un personaje con una función muy importante en la formación de la nueva identidad de la Iglesia, después de transformada en Sara, mientras que Sarai, trajo amargura para el marido, para el pueblo y para los descendientes. Sarai Revelaba un carácter tolerante con el pecado de Abram y con la falta de moralización dentro de casa, al tiempo que demostraba toda la personalidad relativa a su nombre, que significa mandataria (Génesis 12 a 15).

Abram había recibido una promesa de parte de Dios, pero para que se cumpliera, era necesario que Sarai hiciera su parte. Como mujer nómada, Sarai era la que más trabajaba; sufría y, con seguridad, era demasiado difícil aceptar la promesa de que sería madre de naciones. No fue fácil recibir la promesa de que sería la matriarca de naciones, pues no estaba preparada para ello; no poseía hijos físicos, cuanto más una descendencia numerosa. Era muy difícil engendrar esa promesa en su personalidad, por eso dudó. Abram ya tenía su experiencia con Dios, pero Sarai no.

¿Cómo Sarai sería la matriarca más poderosa de la Tierra? Este tipo de ironía de la fe sólo puede hacer Dios. Tal vez usted se siente como se Sarai sintió en esa situación, pero sepa que el Señor lo levantará como un líder poderoso que cambiará realidades y ambientes. Dios quiere hacer de ti una persona expresiva, aunque tu currículo no colabore para ello. Dios llama a una persona que no es, para que sea. Entonces, usted puede estar juzgándose como  incapaz, tomando como base su posición social o ministerial, su situación financiera o cultural, pero Dios le honrará. " Por el contrario, Dios ha escogido lo necio del mundo para confundir a los s sabios; Y ha escogido Dios lo débil del mundo para confundir a los fuertes ".  (I Co. 1:27)

Sarai era una persona tímida, culturalmente adiestrada como nómada (inestable). Cuando llegaba una visita, Abram mandaba que saliera de la tienda y matara un buey; ese era su papel. No encontramos ningún texto en la Biblia que relata a Abram diciendo que la amaba y que era importante. Había una carencia de afectividad en su vida, así como era con las mujeres de aquella época: lo que sobraba de trabajo faltaba de amor.

Sarai, también, significa una mujer que desistía de los objetivos con facilidad. Hay muchas personas que parecen caminar tan bien y, de repente, son visitadas por la apatía , el abandono o la dejadez. Es el mismo espíritu que siguió a Sarai, que una hora estaba muy bien y otra hora estaba muy mal. La dualidad de comportamiento y la falta de carácter afirmado no representan una vida en la presencia del Señor, tanto que ella era incrédula; no creía en la promesa porque no poseía la esencia de la fe, no tenía intimidad con Dios. En lo literal, Sarai significa manipuladora, mandataria.   

La identidad de Sarai necesita salir de nuestros corazones, es necesario renunciar a la Sarai que vive en nuestra alma, pues esa personalidad no combina con la identidad de alguien que verdaderamente nació de nuevo. La personalidad de Sarai representa a una persona enferma, triste, desistida, incrédula, autoritaria, manipuladora, oprimida ... Rechaza esos sentimientos y esas actitudes y vive la vida que Dios tiene para ti. No permitas que en tu campamento haya síntomas de Sarai. Cree que una nueva identidad será generada en ti. Confía y Dios lo hará.

SARA - UN CAMBIO DE IDENTIDAD

“Dijo también Dios a Abraham: A Sarai tu mujer no la llamarás Saraí, mas Sara será su nombre”. (Génesis 17:15)

En Génesis 17, Dios cambia la identidad de Sarai a Sara y hace de esa mujer a la madre de naciones que ella no creía que podría ser. El cambio de la identidad trae la habilidad para convertirse en madre de multitudes. La paternidad y la maternidad comienzan en el corazón, y no en el aspecto biológico. Primero se genera en la esencia de lo que somos en el espíritu y en el alma. Cuando Dios cambió la identidad de Sarai a Sara, ella recibió la habilidad para hacerse madre, porque ser madre de naciones significa primero engendrar la promesa.

El nombre Sara hizo a esta mujer una líder libre (Gálatas 4: 22,23) . La identidad que Dios nos está dando es para ser hijos libres en Cristo Jesús. Esto significa dejar de ser esclavo para ser libre, dejar de ser enfermo para tener salud, dejar de andar encorvado para ser honrado. Sara también significa princesa que recibe honor. Sí, porque hay princesa que recibe deshonra, como Vasti, que tuvo la oportunidad de vivir como reina, pero no tuvo sabiduría para permanecer como tal y tuvo un fin de tragedia.

Sara fue la matriarca de una descendencia poderosa, fue una mujer de herencia, matriarca de naciones. Cuando Isaac nació, Sara concibió una nueva sonrisa. Dios está gestando en nuestros días la generación de príncipes, de hijos libres. El Señor quiere hacer contigo lo mismo que hizo con Sara: darte el privilegio de concebir una  la sonrisa en tu rostro.

Visualizações: 50

Plano de Leitura Bíblica

15 Jul
1 Samuel 29 e 30
Jeremias 5
Mateus 16
16 Jul
1 Samuel 31
Jeremias 6
Mateus 17
17 Jul
2 Samuel 1
Jeremias 7
Mateus 18
18 Jul
2 Samuel 2
Jeremias 8
Mateus 19
19 Jul
2 Samuel 3
Jeremias 9
Mateus 20
20 Jul
2 Samuel 4 e 5
Jeremias 10
Mateus 21
21 Jul
2 Samuel 6
Jeremias 11
Mateus 22