"Abstenidos de toda apariencia del mal." (1 Tesalonicenses 5:22)

Como líderes, necesitamos estar atentos a los principios básicos que no pueden y no deben ser descuidados, como por ejemplo: Huir de todo lo que parece ser malo,  no sólo en nuestra vida, sino para  la vida de otros. Y observe: no es huir del mal, sino de todo lo que parece ser malo. ¡Tiene apariencia de algo malo, huya!

Dios quiere ajustar el carácter de sus hijos. Quien es nacido de nuevo, no huye del mal, sino que huye de lo que parece malo. En el MIR, apóstoles y pastores están prohibidos de ministrar a las mujeres, estén casadas, solteras, estén ellas solas o en grupo, porque hay que huir de la apariencia del mal.

¿Parece exagerado? ¡Pues es! Es mejor exagerar y huir de la apariencia del mal que probar el mal y luego encontrar dificultades para salir de él, de tan envuelto que están. Si usted va a hacer algo que no glorifica a Dios y que todavía puede causar escándalo en los hermanos, para qué dar proseguimiento? ¡No lo haga!

El Reino de Dios tiene orden y decencia y lo que usted debe hacer es huir de lo que aparenta ser malo. Y si usted sabe que su líder no es íntegro en la santidad, busque al liderazgo del MIR y diga lo que está sucediendo. No sea cómplice del pecado de otro. No te quedas debajo de un líder con mal carácter. Pero no olvide primero mirar a su propia vida. No salga apuntando con el dedo sin antes hacer un autoanálisis.

Y si usted es líder de célula, haga doble vigilancia. No  enseñe a los discípulos lo que usted no hace. ¡Enseñar lo que no es verdad en su vida, es querer liberar al otro, sin que usted haya sido liberado! Sé que, por la fe, las personas pueden incluso recibir, pero usted, como líder, estará siendo una especie de engañador.

Que su vida sea ejemplo, para que cuando usted habla de un asunto, la gente mire y desee imitarlo, por ser exactamente lo que enseña. Por lo tanto, es necesario tener una vida de santidad, huir de la apariencia del mal, dejar de mentir en las Células, en las Reuniones de 12, en las Macrocélulas, en el testimonio de discipulado. Vive la integridad de Dios. Examina todo, guarda lo que es bueno y huye de aquello que tiene apariencia de ser algo malo.

El mal testimonio de muchos líderes, ha saboteado el manto de santidad en el carácter de otros tantos. Muchas personas no quieren intimidad con Dios porque no sienten seguridad en el carácter del líder. Que esa no sea su historia, pero que usted sea aprobado.

Si usted se rinde al deslizamiento que comete su carácter, usted no es ejemplo. Pero si vive en guerra y aun así no cae en la tentación, usted es un líder aprobado. Si es sólo una guerra, tiene autoridad para decir a otros que venzan sus guerras, porque usted vence sus propias guerras. Por amor a Cristo Jesús, no avergüence el Evangelio.

El pecado no debe ser experimentado por aquellos que quieren vivir en integridad delante de Dios y de los hombres. Algunos experimentan y quedan marcados, heridos y juzgados por todos. Cuando usted alimenta el argumento en su carácter, las personas hasta andan con usted, pero plantean interrogantes. No dejes que nadie ponga una interrogación sobre quién eres.

Vive de forma que no haya duda de que eres un líder nacido de nuevo y que tu vida es una vida idónea. .

UN CARÁCTER AJUSTADO

Todos necesitamos un carácter ajustado, eso no es prerrogativa sólo para líderes, sino para todos los que nacieron de nuevo. Sin embargo, si usted es líder debe buscar, diariamente, con ahínco, tener un carácter ajustado.

Una vez, conversando con los amigos de batallón, después de reencontrarnos por el WhatsApp, uno de ellos habló: René era hermano en la fe desde cuando sirvió al Ejército. En otras palabras: René daba testimonio desde que fue soldado, con 18 años de edad.

Realmente, yo vigilaba mucho. En las reuniones, mis colegas salían a las fiestas y yo les decía: Tengo compromiso en la Iglesia. Y oía: "¿No eres hombre no?". Y yo respondía: ¡Sí! Soy un hombre, soy creyente, soy nacido de nuevo, tengo la vida de Dios y seré hombre suficiente para la mujer de mi alianza. Yo ya tenía la convicción de que sería marido de una sola mujer. Hoy, pasados ​​tantos años, algunos siguen creyendo en la fuerza de mi carácter.

Estoy dando ese testimonio para que usted, como líder, persevere siendo regenerado por el Señor a punto de que las personas tengan el placer de seguir su vida y su historia. Eso es tener un carácter ajustado.

LUCHE POR EL BUEN TESTIMONIO

Su testimonio necesita hablar más alto que su voluntad o la seducción del pecado. Entre el demonio y el ángel, permita siempre que el ángel gane. Que entre la carne y la vida con Dios, la vida con Dios gane. ¡Si yo lo conseguí, usted también lo conseguirá!

Aunque su carne esté gritando, diga "no". Proverbios 1:10 nos advierte: "Hijo mío, si los pecadores buscan atraerte con agrados, no aceptes." Dios dice que usted tiene un no en su boca para que pueda reprender al pecado y pueda velar por el buen testimonio.

Cuando Caín quiso matar a Abel, Dios conversó antes con Caín y dijo: El pecado está a la puerta de su corazón, le corresponde a usted dominarlo. Y en aquella época no existía ley, ni gracia, ni Jesús había muerto en la Cruz, pero ya había dominio propio.

La gran verdad es que no necesita ser creyente para vencer el pecado. No necesita ser líder para vencer el pecado. ¿Cuántas personas conoces que no tienen a Jesús en el corazón, pero tienen una vida modelo? Pero si es creyente, si es líder, tiene que vencer el pecado, tiene que dar buen testimonio, porque el Espíritu Santo da las  fuerzas para vencer todas las debilidades.

Visualizações: 78

Plano de Leitura Bíblica

14 Out
2 Crônicas 3 e 4
Ezequiel 40
João 6
15 Out
2 Crônicas 5 e 6
Ezequiel 41
João 7
16 Out
2 Crônicas 7
Ezequiel 42
João 8
17 Out
2 Crônicas 8
Ezequiel 43
João 9 e 10
18 Out
2 Crônicas 9
Ezequiel 44
João 11
19 Out
2 Crônicas 10 e 11
Ezequiel 45
João 12
20 Out
2 Crônicas 12 e 13
Ezequiel 46
João 13 e 14