“Os daré un corazón nuevo y pondré un espíritu nuevo dentro de vosotros. Quitaré de vosotros el corazón de piedra y os daré un corazón de carne”. Ez. 36:26

Recibimos de Dios un corazón nuevo que debe siempre estar abierto para las cosas nuevas de nuestro querido Padre. Pero en medio de tantas cosas y de nuestra diario caminar, es común encontrar algunas personas que parecen como caracoles. No abren su corazón y se esconden. Estos, muchas veces, aún con grandes cargas en la espalda, prefieren llevarlas ellos mismos, a pesar de saber, o de oír, cuán grandiosas cosas el Señor tiene para nosotros sus hijos.

Hay personas que no abren el corazón para el discipulador, para el Pastor, parecen no querer ser sanadas de sus enfermedades. Ahora bien, ningún médico trata y sana a alguien sólo con conversaciones que ocurren cuando hay heridas, hay la necesidad también de una intervención quirúrgica.

CUANTO USTED ABRE SU CORAZÓN PARA LA SANIDAD

A pesar de que la mayoría de las personas desean ser sanadas, existen las que no tienen ese deseo, o si tienen, no lo manifiestan, ni actúan en favor de su sanidad. Cuando alguien quiere ser sanado, si hay necesidad de una cirugía, tiene que someterse a la cirugía. En el Reino de Dios, es de la misma manera. Hay situaciones en las que hay que entrar profundamente al corazón de la persona, y hacer una cirugía espiritual.

Hay hijos de Dios que están enfermos a causa de palabras malignas y maltratos que recibieron, pero no abren el corazón para la sanidad, no van en busca de Dios ni de otros hijos de Dios que puedan ser usados como instrumentos para su sanidad..

La Biblia dice que las palabras tienen poder para sanar, como también para enfermar. Y es la Palabra de Dios, en la boca del líder, que entra como la espada de dos filos, penetrando hasta lo más profundo del alma. La Biblia, la Palabra, ordena el alma y el espíritu, colocando cosas del alma en el lugar del alma y las cosas del espíritu en el lugar del  espíritu. “Porque la palabra de Dios es viva, eficaz y más cortante que toda espada de dos filos: penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón”. (Hebreos 4:12).

El hijo de Dios no debe ser como la caja negra de un avión que sólo se abre cuando el avión cae, es decir, ser una sorpresa desagradable, porque nadie sabe lo que hay dentro. Muchos líderes nunca lograron penetrar en la estructura de alma de algunos discípulos. Hay incluso los que fingen que caminan en santidad, fingen que son discípulos, fingen que son líderes, fingen que son liberados, fingen que son sanados, fingen que tienen la vida de Dios, pero viven dando lugar a la carne.

Cuando usted abre su corazón para la sanidad, manifiesta cuánto tiene de la vida de Dios y cuánto entiende del Reino de Dios. Esconder, es lo mismo que perder la oportunidad, primero para sí mismo, porque está perdiendo el gran privilegio de apuntar hacia un futuro de esperanza y de creer en su potencial como hijo del Todopoderoso.

La importancia de abrir el corazón es permitir que lo evalúen y crezca de acuerdo con lo que la Biblia dice que Dios tiene para nuestras vidas. El Señor dice: "Porque yo sé bien los pensamientos que tengo a mi respecto, dice el Señor; pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis. "(Jeremías 29:11)

Todo aquel que mantiene el corazón cerrado para Dios y para el líder, no tiene pensamientos de paz, sino de mal, de guerra; vive en angustia y soledad. Y lo peor: hay personas que gustan de pensamientos de guerra, les gustan los pensamientos del mal, les gusta vivir de la mala forma como viven. Si ese es su caso, por favor, cambie esta historia hoy. Abra su corazón y su mente para entender los pensamientos de paz que el Señor tiene para su vida.

Entiende que no tienes tiempo que perder, pues aun no has llegado a la mediana edad, pues aún te considera joven con Dios. Usted no puede haber aceptado a Jesús como Señor y Salvador de su vida para quedarse en el Reino infeliz, viviendo una vida de dolor cuando el Padre tiene paz y seguridad para ti, incluso en medio de las guerras.

Camina por convicción. La inmadurez debe quedar atrás y ser parte del pasado. La inmadurez no es para el ministerio o para su vida espiritual. Estamos bajo un llamado, y usted está siendo forjado para convertirse en alguien tan poderoso de parte de Dios que, por donde pases, vas a impactar a las personas con tu testimonio y ellas serán atraídas hacia el Reino de Dios.

Usted puede arrastrar a multitudes, a partir de un testimonio de poder que reside en todos aquellos que abren el corazón para la sanidad de Dios en su carácter. Usted es una potencia en las manos del Creador. Abra su corazón para ser transformado por Dios, sabiendo que usted no fue llamado para cosas fáciles. Las cosas fáciles son para los mediocres, pero las cosas difíciles para los que son llamados y capacitados por Dios para cumplir su propósito.

Camina con tu líder con el corazón abierto para la sanidad y descubre que caminar al lado del líder que tienes puede ser muy placentero y de profundo conocimiento para tu vida. Al lado de un líder exitoso, también puedes ser un poderoso líder de avivamiento, líder de cambios en tu generación e incluso en las generaciones futuras, si Jesús no vuelve todavía.

LA MENTE DE UNA GENERACIÓN

Nuestra generación tiene una mente muy veloz y llena de información. Esto puede ser perjudicial, pero puede ser bueno, a partir del vuelo que usted elija hacer. Usted puede decidir hacer el vuelo del águila, es decir, pensar de forma muy rápida, ser veloz para la realización de sus proyectos, y hacer todo eso con fuerza, coraje y dinamismo.

¿Has visto un leopardo? Él cansa a la presa hasta alcanzarla. Que así sea usted en la manera de pensar, que usted sea muy veloz, lleno de sueños y proyectos que llegan a ser absurdos para personas comunes, pero no para usted, que nació para ser la diferencia en esta generación. Su raciocinio y su forma de actuar, van a transformar esta generación.

No acepte ser llevado e impulsado a mantener pensamientos del pasado. Conéctese a los pensamientos del futuro, viviendo intensamente su presente en Dios. No sea como algunos que encontramos de mediana edad, hablando  lo que hacían cuando eran jóvenes, hay algunos que sólo recuerdan el pasado, y se convirtieron en adultos limitados que sólo recuerdan la gloria pasada. Yo era, yo tenía, yo hacía, yo podía. Hoy no son, no tienen, no lo hacen, no pueden.

Cuando usted conversa con un discípulo y un líder visionario que piensa en el futuro, usted puede estar seguro de que prosperará e impresionará a otros, llevándolos a niveles aún mayores que usted mismo alcanzó. Así es la vida de quien raciocina por el Espíritu Santo, que razona por Principios Bíblicos. Estos son aprobados por Dios.

La memoria de un hijo de Dios puede ser eternizada si sus pensamientos están en línea con la Palabra. Es así como las conquistas se alcanzan y se mantienen. (Continuará)

Visualizações: 82

Plano de Leitura Bíblica

14 Out
2 Crônicas 3 e 4
Ezequiel 40
João 6
15 Out
2 Crônicas 5 e 6
Ezequiel 41
João 7
16 Out
2 Crônicas 7
Ezequiel 42
João 8
17 Out
2 Crônicas 8
Ezequiel 43
João 9 e 10
18 Out
2 Crônicas 9
Ezequiel 44
João 11
19 Out
2 Crônicas 10 e 11
Ezequiel 45
João 12
20 Out
2 Crônicas 12 e 13
Ezequiel 46
João 13 e 14