"Fiel es Dios, por el cual fuisteis llamados a la comunión con su Hijo Jesucristo nuestro Señor." (1 Corintios 1: 9)

La característica de la fidelidad está inserta en nuestro carácter. Pero no es difícil encontrar sorpresas en el alma, es decir, flechas en la mente. Hoy, con la diversidad de informaciones y la mente de izquierda en nuestro territorio, se encuentran enseñanzas paralelas que invaden nuestra doctrina y pervierten nuestra cultura, un asalto puede robar, en días, enseñanzas de décadas. Hemos experimentado esto en carne propia, y en su historia no es diferente. Pero la Palabra dice: "Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas. Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio."(2 Timoteo 4: 1-5)

Satanás robó el corazón de algunos discípulos y pervirtió la cultura de otros, enfriándolos en la fe y, literalmente, arrancando el deseo de estar en el Altar del Señor; se convirtieron en meros religiosos y no tienen más la esencia de la vida de Dios. Entró un engaño y, como un encantamiento, sacó a muchos nobles del camino de conquista, cegando los ojos y alienando el entendimiento. No es difícil encontrar personas picadas por el veneno de la serpiente, prestando sus oídos a doctrinas que sacan a muchos del llamado y anulan el propósito de Dios en el cual estaban siendo exitosos.

Fuera de la ruta de la fidelidad

¿Qué sucede cuando una persona que se dijo ser fiel, y lo era, ahora pueda estar en un camino lejos de todo lo que aprendió? He aprendido, en la experiencia, a lidiar con las vidas, y en mi llamado a apacentar personas de diferentes culturas continentales que, de hecho, existe una atmósfera de tinieblas que invade los cielos de algunos y pervierte la fe, haciendo que la nobleza sea transformada en la pobreza. Las consecuencias son visibles. Es una ceguera que viene de las tinieblas. “Por lo cual, teniendo nosotros este ministerio según la misericordia que hemos recibido, no desmayamos. Antes bien renunciamos a lo oculto y vergonzoso, no andando con astucia, ni adulterando la palabra de Dios, sino por la manifestación de la verdad recomendándonos a toda conciencia humana delante de Dios. Pero si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto; en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios. Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo como Señor, y a nosotros como vuestros siervos por amor de Jesús. Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo. (2 Corintios 4:1-6)

¿Cuáles son los contenidos que robaron nuestra doctrina pura?

Vivimos en un tiempo, donde las facilidades de comunicación son las más variables posibles. Nosotros abrimos nuestras mentes y nos exponemos, con nuestra alma en un estado vulnerable, entonces el adversario gana ventajas en esos PUNTOS DE CONTACTO y la caída de los valores se da. Como por ejemplo:

. Programas de televisión;

. Películas de terror;

. Instrucciones contra nuestros valores;

. Medios de comunicación y medios de educación;

. Medios digitales o Inteligencia Artificial;

. Las universidades, cursos y otros proyectos fuera de los principios;

. Canales de Youtubers (que no son de nuestra línea de pensamiento);

. Series en Netflix o competidores (que estimulan aventuras fuera de la promesa);

. Conversaciones con extraños (que dan sugerencia de modelo de vida);

. Amigos del pasado o nuevas amistades (que no poseen el contenido de la mente de Cristo);

. Conversaciones fuera del principio (que roban la fe y la esperanza en los sueños que Dios nos dio);

Todo esto invadió el universo del pensamiento, reprogramando las mentes y creando títeres de la era cibernética. O actuamos, o seremos contaminados. Esta exposición de la mente atraerá muchas contiendas que pueden generar una exposición. “Oíd palabra de Jehová, hijos de Israel, porque Jehová contiende con los moradores de la tierra; porque no hay verdad, ni misericordia, ni conocimiento de Dios en la tierra. Perjurar, mentir, matar, hurtar y adulterar prevalece, y homicidio tras homicidio se suceden. Por lo cual se enlutará la tierra, y se extenuará todo morador de ella, con las bestias del campo y las aves del cielo; y aun los peces del mar morirán. Ciertamente hombre no contienda ni reprenda a hombre, porque tu pueblo es como los que resisten al sacerdote. Caerás por tanto en el día, y caerá también contigo el profeta de noche; y a tu madre destruiré. Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos. (Oseas 4:1-6)

Esta indignación del Señor está actualizada en nuestros días. Él nos ha mostrado que necesitamos volver a los principios y reprogramar nuestra mente en el contenido de la verdad, extrayendo todo y cualquier vergüenza que llegue a nuestra geografía. En alguna cosa entristecemos el corazón del Señor y nuestra disposición ahora es mirar a quién puede ayudarnos a cambiar la historia del territorio que nos ha sido confiado. Si no hay ese retorno, difícilmente mantendremos la conquista que Él ya ha confiado en nuestras manos.

Continuará…

Visualizações: 107

Plano de Leitura Bíblica

14 Out
2 Crônicas 3 e 4
Ezequiel 40
João 6
15 Out
2 Crônicas 5 e 6
Ezequiel 41
João 7
16 Out
2 Crônicas 7
Ezequiel 42
João 8
17 Out
2 Crônicas 8
Ezequiel 43
João 9 e 10
18 Out
2 Crônicas 9
Ezequiel 44
João 11
19 Out
2 Crônicas 10 e 11
Ezequiel 45
João 12
20 Out
2 Crônicas 12 e 13
Ezequiel 46
João 13 e 14