Hechos 11:26 “Y se congregaron allí todo un año con la iglesia, y enseñaron a mucha gente; y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía”

El acompañamiento en el discipulado es tan tremendo, que el fruto y la vida de testimonio de un discípulo se vuelven semejantes a la del líder discipulador. Fue así con los discípulos de Jesús. Y aun en nuestro contexto actual, no necesitamos una referencia mejor que Jesús para hacer de nuestro discipulado, un discipulado eficaz. El retorno al discipulado dinámico y bíblico es el grito de Dios para estos días, y lo que nos queda, es la obediencia para apresurar el retorno del Mesías. ¿Usted está dispuesto a responder a este desafío?

El discipulado es el método más antiguo de la Biblia para orientar y formar al individuo y sirve de modelo para toda la Iglesia, ya que la Iglesia de Jesús es una de las instituciones más antiguas del Planeta y nunca ha sufrido una disolución de continuidad. Dios tiene el MODELO para la Iglesia. El discipulado es la metodología más eficaz y antigua del Universo.

La Iglesia Celular forma líderes, pues es imposible ser Pastor de multitudes sin contar con un gran número de líderes que ayuden a cuidar bien al pueblo (II Crónicas 1: 9,10). "Y os daré pastores según mi corazón, los cuales os apacentarán con ciencia y con inteligencia." (Jeremías 3:15)

Cree usted que Dios cuidará la obra que es de Él con su ayuda y la ayuda de los líderes que usted formará. Por supuesto, pero no podemos olvidar que las personas que venimos formando, son libres para cambiar o para continuar siendo las mismas. Sin embargo, si de hecho hubo nuevo nacimiento, lo que nos une es mucho más poderoso que aquello que nos separa.

Si unidos no somos fuertes, con certeza, divididos nada seremos. "Para que todos sean uno; así como tú, Padre, eres en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste. "(Juan 17:21)

El discípulo

Jesús, el Señor de ustedes, formó discípulos. La Iglesia de Jesús es una iglesia libre, de desierto y de ciudad, de aldeas y provincias, de Jerusalén y de samaritanos, de santos y pecadores, de la viuda y del huérfano, del sacerdote de Arimatea y de los judíos, de los ricos y de los pobres de los elitizados y de los marginados, de los auditores y de los pescadores, de los letrados y de los laicos, de los eruditos y de los indoctos ...

En la Iglesia de Cristo, todos tienen espacio y sólo alguien con un carácter igual al de Jesús podría convivir con tantas diferencias. El secreto consiste en ser transformado en discípulos. Los discípulos se parecerán al Maestro Jesús.

"Sed mis imitadores, como también yo lo soy de Cristo." (1 Corintios 11: 1). El discípulo debe imitar a Cristo, para que sea el referencial. El discípulo reproduce. El discípulo explora su camino, optimiza su ruta y, llegando o viniendo, hace discípulos, pues dentro de él ya existe la semilla de conquistar  almas.

La orden de Cristo es ir y hacer discípulos de todas las naciones. "Y les dijo: Id por todo el mundo, y predicad el evangelio a toda criatura." (Marcos 16:16). "Por tanto, id, haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, enseñándoles a observar todas las cosas que yo os he mandado; y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días, hasta la consumación de los siglos. "(Mateo 28: 19,20)

Dios quiere salvar a la humanidad, empezando por su familia y amigos, pero necesita un canal. ¿Puede Dios contar con usted? Es tiempo de tomar posesión de otros territorios, ampliar la visión, alargar los horizontes y conquistar nuevos espacios. ¿Qué entendemos en este texto?

  • Ampliar la tienda - conciencia de crecimiento (ganar vidas).
  • Estirar las cuerdas - equilibrar el crecimiento (pre-encuentros, encuentros, post-encuentros).
  • Afianzar las estacas - colocar bases para ahora y después (Escuela de Líderes).
  • Desbordar a la derecha e izquierda - multiplicar (enviar).

Ahora es tiempo de ver a las personas que amamos como nuestros familiares, colegas, amigos, parientes cercanos y distantes, integrándose a la comunidad del avivamiento. Vamos a honrar la nube de salvación que está sobre nosotros. Dios ama a las almas perdidas y quiere ver su reino instalado. Permita ser usado por Él para atraer las vidas. ¡Es tiempo de multiplicación! En todo el mundo, desde Jerusalén hasta los rincones más alejados de la Tierra, el tiempo de la cosecha está siendo profetizado, y, con certeza, vamos a cosechar muchos frutos que ya están maduros.

Dios nos ha mostrado que es el momento de tomar posesión de la tierra con sus habitantes, y de hacer lo que Él pidió que hiciéramos. Es tiempo de crecer, de cambios, de tomar las riendas de las metrópolis, de tomar las ciudades por asalto. Al final, no es un mito lo que estamos viviendo, pero es la vida de Dios en la unción del Espíritu (Joel 2: 1-28).

El Señor es su brazo fuerte. Él hará que usted camine y alcance el éxito. Creemos que, en su experiencia personal, el Señor ministrará gracia, ánimo y mucho éxito, para que la Iglesia se sienta segura y sepa qué hacer, cómo hacer y cuándo hacerlo. Vivir el Reino es fácil, práctico y, con certeza, tiene un futuro prometedor.

Prepárese para una gran multiplicación. Es tiempo de alegrarnos por todo lo que el Señor hizo en nuestra vida, liderazgo, familia, Iglesia de Jesús en Perú y más allá de las fronteras. Estamos viendo, de hecho, la ampliación de nuestra tienda, recordando que los principios que aprendemos en la Palabra necesitan ser guardados.

Que el Dios Todopoderoso te bendiga, te haga fructificar y te multiplique para que seas una multitud de pueblos (Génesis 28: 3).

"El Señor vuestro Dios ya os ha multiplicado; y he aquí que en multitud sois hoy como las estrellas del cielo. El Señor Dios de vuestros padres os aumente, aún mil veces más de lo que sois; y os bendiga, como os ha hablado. "  (Deuteronomio 1: 10,11)

Visualizações: 40

Plano de Leitura Bíblica

10 Dez
Jó 12
Naum 1 e 2
Tiago 5
11 Dez
Jó 13
Naum 3
I Pedro 1
12 Dez
Jó 14
Habacuque 1
I Pedro 2
13 Dez
Jó 15
Habacuque 2
I Pedro 3 a 5
14 Dez
Jó 16 e 17
Habacuque 3
II Pedro 1 e 2
15 Dez
Jó 18 e 19
Sofonias 1
II Pedro 3
16 Dez
Jó 20
Sofonias 2
I João 1 e 2